En Villanueva de la Serena (Badajoz), se celebra “La Carrerita” ,tradición datada en el siglo XVIII, consistente en conmemorar la resurrección del Señor en la mañana del Domingo de Pascua. El nombre procede de la carrera que realizan los portadores del anda de la Virgen de la Aurora al encuentro de la imagen de Cristo Resucitado, para representar la alegría de los cristianos al conocer la noticia de la resurrección del Señor.

Miles de personas se dan cita cada año en la Plaza de España de Villanueva de la Serena, para presenciar la veloz carrera, mientras se acelera el repique de campanas desde el campanario parroquial.

 

El desarrollo de la representación es generalmente el siguiente:

 

- Cada año se realiza al amanecer el sorteo de los portadores del paso de Virgen de la Aurora; se trata de una manifestación de júbilo, sin ensayo y sin acompasamiento entre los andaderos; por lo que los espectadores esperan algo distinto cada año. Para los agraciados para llevar las andas, es asimismo una gran alegría, que algunos terminan cediendo el honor y el turno a algún allegado, si el beneficiario no puede realizar el gesto con donosura.

 

 

- A las 8 de la mañana el Cristo Resucitado, congrega a sus cofrades en el patio de las Concepcionistas Franciscanas. A las 9 de la mañana, la imagen del Cristo Resucitado sale de la capilla de las Concepcionistas Franciscanas en dirección a la Plaza de España para esperar a la Virgen en la puerta del Ayuntamiento.

 

- El pendón de la Cofradía de Nuestra Señora de la Aurora, portado por el Hermano Mayor, sale simultáneamente desde la Parroquia de la Asunción, por la puerta de San Pedro, a la que regresa una vez divisado el paso del Señor. Desde allí, ordena a los portadores de las andas de la Virgen, “que salgan con paso acelerado, y al doblar la esquina es cuando ve a su Hijo y se inicia una emocionante carrera” que realicen una súbita y alegre carrera al encuentro del Cristo, como gozo por su resurrección, entre aplausos y aclamaciones de los espectadores y fieles devotos reunidos desde horas antes en la Plaza de España, para contemplar la escena desde un sitio apropiado y preferente, lanzando pétalos de flores a las imágenes.

 

- Una vez que están las dos andas frente a frente, se saludan y son mecidas por sus portadores. A continuación, la Banda Municipal de Música toca la Marcha Real. Las dos imágenes terminan procesionando juntas en una bulliciosa procesión, que finaliza en la puerta mayor de la Iglesia de la Asunción con una estruendosa traca de pólvora, aproximadamente a las 10:30 de la mañana, oficiándose una misa solemne de Resurrección.